⭐️ - A Raúl Reina Rodríguez - ⭐️

 
Picture of Jesús Ruiz Cabezón
⭐️ - A Raúl Reina Rodríguez - ⭐️
by Jesús Ruiz Cabezón - Thursday, 30 July 2020, 3:42 PM
 

Chiclana,  30  de julio de 2020

 

Querido Raúl: 

 

Hemos tenido que esperar hasta el minuto noventa para ver cómo en la liga de las estrellas que se juegan en el cielo, dede esta mañana, hay una que brilla de manera muy especial. 

 

Brilla con brisas del levante de la Barrosa, brilla con el amor de unos padres generosos y entregados, brilla con la magia de una hermana… brilla con destellos de la estrella de La Salle… 

 

Naciste para brillar, pasaste por nuestras vidas muy despacio, tímidamente y esbozando siempre una sonrisa (aunque a veces, tus carcajadas contagiaban a todos)… y ahora, te has ido, pero te has ido para quedarte… para quedarte en las aulas en las que aprendiste a crecer; para quedarte en la historia narrada y vivida juntos; para quedarte en el corazón de todos los que hemos compartido contigo horas de tiza, patio, comedor, catequesis y pizarra.

 

Ya están repartidos los cargos de la clase, creo que no te toca ser encargado de deportes, te ha tocado una misión más especial: nuestro ángel de la guarda.

 

Sigue jugando en la liga de las estrellas… sigue brillando desde el cielo… sigue contagiando nuestras sonrisas… pero no dejes de lado tu nueva misión: cuida de Papa y Mamá, cuida de tu Hermana, de tus compañeros de camino, cuida de tu familia, cuida de tus profes y de todas las personas que en estos años hemos tenido la suerte de ver el brillo de tu corazón.

 

***

 

Hoy la Comunidad Educativa del Colegio La Salle San José de Chiclana siente de una manera muy dolorosa la pérdida de su alumno Raúl Reina Rodríguez (2010-2020). Hoy Raúl nos invita a recordar que como comunidad de creyentes que la fe nos sostiene por encima de todo. Nos invita a recitar eso de que creemos en un Dios de vivos y nos invita a gritar desde el corazón y con más sentido que nunca que ¡Viva Jesús en nuestros corazones, por siempre! Y en Él, vive para siempre en nosotros nuestra estrella más temprana: RAÚL